Blog

X – TREME – Góndola Para Shopping TOM (Tortugas Open Mall)

No hay mayor satisfacción para un profesional, independientemente del sector en el que se desarrolle, que volver a recibir la confianza de un cliente con el cual ya se ha trabajado con anterioridad. Esto nos permite elevar el estándar de excelencia al que aspiramos día a día, así como la posibilidad de asumir un nuevo desafío en términos de creatividad y compromiso, algo de enorme importancia para seguir vigentes en el diseño de espacios comerciales dentro de los shoppings.

Recientemente se nos presentó la posibilidad de volver a trabajar con cliente para el que ya habíamos diseñado un exitoso proyecto en el pasado, cuya marca había obtenido un progreso considerable dentro de su nicho de mercado. En este caso en particular, el cliente nos volvió a contratar para el desarrollo de otro punto de venta en TOM (Tortugas Open Mall), un shopping visitado por varios miles de personas por semana. Desde ya que aceptamos este nuevo desafío con grandes expectativas.

img-20160803-wa0007 El primer paso fue estudiar en detalle los pliegos de arquitectura del centro comercial antes mencionado y de ese modo evaluar todas las posibilidades de espacio y contraste con el medio ambiente comercial circundante. Acto seguido, empezamos a trabajar sobre el diseño específico del punto de venta, desde luego, a partir de distintos objetivos en conjunto, tales como el perfil del consumidor de los productos que allí iban a comercializarse, funcionalidad en términos de espacio de almacenamiento, de ventas y facturación, iluminación, entre otros.

En el plazo de una semana logramos finalizar el anteproyecto. En esta oportunidad, el shopping nos había autorizado a construir una cenefa con cerramiento nocturno y exhibición en sus vistas hasta los 2 metros de altura, lo cual nos permitía generar un efecto de permeabilidad visual muy interesante y sofisticado; en definitiva, ideal para lograr destacarse dentro de un ecosistema comercial altamente competitivo, obtener buenos niveles de familiaridad de parte de quienes ya conocían sus productos de antemano, así como captar el interés de nuevos y/o potenciales clientes.

No hace falta ser un experto para certificar que actualmente los productos no se venden solos, independientemente de su calidad. En este contexto, el diseño de puntos de venta para shoppings requieren un enfoque integral, es decir, que reúna los conocimientos y experiencia de un verdadero equipo de trabajo que pueda enfrentarse a los desafíos dentro de las exigencias y necesidades planteadas por el cliente.

Una vez más, nuestro equipo consiguió superar los niveles de funcionalidad y sofisticación que nos habíamos planteado al comienzo del proyecto; y en especial integrar esos detalles propios del diseño con los colores característicos de la marca en cuestión. En términos generales nos inclinamos por una propuesta llamativa, moderna, orgánica, que resaltara en todo momento el estilo de los productos a comercializar (visibles desde los cuatro ángulos del puesto de ventas) y que además resultara atractiva para su perfil específico de consumidores.

Uno de los objetivos principales del proyecto era establecer de forma rotunda el branding institucional de la marca, en sí mismo muy llamativo, incluso audaz debido a su color verde flúo. Para superar este desafío nos dispusimos a testear diferentes líneas de diseño y acabados para la cáscara exterior del punto de venta. El color negro fue quien obtuvo los mejores niveles de aprobación, y de este modo logramos al final un resultado totalmente satisfactorio tanto para nosotros como para el cliente; en última instancia, quien debe dar su plena aprobación.

img-20160802-wa0000

Gracias a este juego de contrastes se lograría gestionar un fuerte impacto visual en el consumidor, sin que por ello se pierdan las líneas de elegancia y solidez institucional que nos habíamos propuesto. De más está decir que semejantes valores son esenciales en los shoppings, donde el potencial cliente se ve saturado por estímulos visuales de distinta índole, siendo necesario alcanzar cierto equilibrio para asegurarse un interés genuino.

En este punto, es decir, una vez que el proyecto fue aprobado por el cliente durante su presentación, nuestro grupo de profesionales, compuesto por verdaderos expertos con muchos años de trayectoria en el diseño e implementación de espacios comerciales para shoppings, desde góndolas, stands y locales, se dedicó de lleno a su fabricación.

Como decíamos anteriormente, nuestro proyecto consiguió superar las expectativas del cliente, logrando en este sentido un doble desafío para nosotros, el cual presentó una serie de dificultades que, una a una, pudimos superar sin mayores sobresaltos y gracias a nuestra metodología de trabajo, la cual incluye a profesionales de muchas disciplinas diferentes trabajando de forma conjunta y coordinada detrás de un objetivo principal.

El mayor mérito de este interesante y ambicioso proyecto, como no podía ser de otra forma, le corresponde a nuestro notable equipo de profesionales del diseño, los cuales lograron perfilar un puesto de venta para shoppings que agrupe todas las exigencias del mercado en aspectos decisivos, tales como funcionalidad, estilo y sofisticación.